Difteria

¿Qué es la difteria?

La difteria es una enfermedad grave causada por una toxina (veneno) producida por bacterias. Causa una capa gruesa en la parte posterior de la nariz o la garganta que hace que sea difícil respirar o tragar. Puede ser mortal.

¿Qué tan común es la difteria?

La difteria no se ha reportado en los Estados Unidos desde 2003. Antes de la introducción de una vacuna en la década de 1920, la difteria era común. La difteria sigue siendo un problema grave en los países en desarrollo con baja cobertura de vacunación. Durante la década de 1990, los países de la Unión Soviética informaron más de 150,000 casos.

¿Cuáles son los síntomas de la difteria?

La difteria comienza como un resfriado, con dolor de garganta, fiebre leve (101 grados Fahrenheit o menos) y escalofríos. 
Luego, la toxina diftérica forma una capa gruesa en la parte posterior de la nariz o la garganta. Puede ser azul o verde grisáceo. El recubrimiento hace que sea difícil respirar o tragar.

¿Qué tan grave es la difteria?

El recubrimiento en la garganta puede ser tan grueso que bloquea las vías respiratorias, por lo que la persona no puede respirar.

La toxina diftérica puede atacar el corazón, causando ritmos cardíacos anormales e incluso insuficiencia cardíaca. También puede atacar los nervios, lo que produce parálisis (no puede mover partes del cuerpo).

Aproximadamente una de cada 10 personas que padecen difteria muere. En niños menores de 5 años, uno de cada cinco niños que contraen difteria muere. 

¿Cómo se propaga la difteria?

La difteria se propaga cuando una persona infectada tose o estornuda. Una persona puede transmitir la enfermedad hasta dos semanas después de la infección.

¿Cuál es el tratamiento para la difteria?

No hay medicamentos antivirales para tratar la difteria.

¿Se puede prevenir la difteria?

La mejor prevención contra la difteria es la inmunización. Existen cuatro vacunas combinadas para prevenir la difteria, el tétanos y la tos ferina: DTaP, Tdap, DT y Td. Dos de estos (DTaP y DT) se administran a niños menores de 7 años de edad, y dos (Tdap y Td) se administran a niños mayores y adultos.

Td es una vacuna contra el tétanos y la difteria administrada a adolescentes y adultos como vacuna de refuerzo cada 10 años, o después de una exposición al tétanos en algunas circunstancias. 

Tdap es similar a Td pero también contiene protección contra pertussis. Los adolescentes de entre 11 y 18 años (preferiblemente entre los 11 y los 12 años) y los adultos de entre 19 y 64 años deben recibir una dosis única de Tdap. 

Para adultos de 65 años o más que tienen contacto cercano con un bebé y no han recibido previamente Tdap, se debe recibir una dosis. La Tdap también debe administrarse a niños de 7 a 10 años que no estén completamente inmunizados contra la tos ferina. Tdap se puede administrar sin importar cuándo se recibió Td por última vez. 

Deja un comentario